¿Es posible reducir las pérdidas de energía para optimizar las utilidades?

30-Jun-2017

Las pérdidas de energía son inevitables en cualquier sistema eléctrico, sin embargo, existen actividades y herramientas que además de minimizar este impacto, cuidan nuestras ganancias.

 

El abastecimiento de energía eléctrica para todos los entornos (residencial, industrial, comercial, etc.) no es un asunto fácil, de hecho es el resultado de un total de actividades que comienzan con la generación de la misma al convertir recursos naturales (agua, gas, energía solar, etc.) en ener­gía eléctrica, siendo transportada por redes de transmisión y de distribución, para finalmente transformarse en energía con niveles adecua­dos para la comercialización.

Evidentemente es un proceso más complejo del que describimos, tanto, que en él se pueden generar pérdidas importantes (técnicas y no técnicas), correspondientes a la diferencia entre la cantidad total de energía generada y la total consumida por los usuarios finales.

Las técnicas son aquellas pérdidas de energía que se dan por el estado técnico o físico de los equipos e infraestructura de las redes de distribución, y las no técnicas, corresponden al hurto de energía y la ineficiencia de los sistemas de control, medición, facturación y recaudación de las empresas eléctricas.

¿Cómo afectan estás pérdidas a su bolsillo?

Aunque no lo parezca este un tema transversal para todos los negocios, pues por las pérdidas de este recurso, Colombia al igual que la mayoría de países, implementa el cobro de una tarifa regulada o un valor por cada kW/hora que se comercializa. Este valor es reglamentado por el Estado, quien a través de la CREG (Comisión Reguladora de Energía y Gas) para el caso colombiano, establece el régimen de estas tarifas procurando que estos precios sean acordes a los de un mercado competitivo.

De esta tarifa regulada se destina una fracción para reponer parte de las pérdidas eléctricas que se generan, lo cual significa dos cosas: Las empresas que generan, transmiten, distribuyen y comercializan la energía perderán un porcentaje de sus utilidades propias, y por supuesto, que el cliente final también terminará pagando estos componentes.

¿Cómo disminuir estas pérdidas?

Herramientas como PrimeGrid, por ejemplo, logran reportar fallas técnicas y no-técnicas de las redes eléctricas y de los usuarios de energía. Por eso se ha convertido en un referente para importantes empresas del sector, que según sus testimonios, han logrado detectar tempranamente pérdidas de energía o desbalances permitiendo a las empresas de energía tomar acciones correctivas y preventivas con un plan efectivo de recuperación de pérdidas para garantizar el cumplimiento de metas de las mismas.

PrimeGrid, permite al usuario definir una amplia lista de parámetros eléctricos como niveles de voltaje, ubicaciones geográficas entre otras para generar balances de energía presentados a través de diagramas unifilares y múltiples reportes para tener una visión clara de sus estructuras eléctricas.

Así mismo, Prime Energy Suite apoya la recuperación y control de pérdidas a través de funcionalidades de recolección, alarmas, VEE (Validación, estimación y edición) de datos. Para ello implementa medidores de alto nivel, de alta gama, medidores trifásicos de alta precisión y alta calidad.

PrimeGrid hace parte de la Solución Prime Energy Suite - Aseguramiento de Ingresos de PrimeStone.

¿Esta interesado en obtener más información? Escribanos a marketing@primestone.com

pérdidas de energía